El Suroeste

Diverso y sofisticado

El suroeste de Mallorca es la región de contrastes emocionantes. Aquí las impresionantes montañas de la Sierra de Tramuntana, predominantemente despoblada, se enfrentan a las modernas y románticas ciudades costeras. Las terrazas de las villas y apartamentos construidos en las colinas suelen ofrecer impresionantes vistas panorámicas sobre el mar y las montañas. La costa está llena de bahías turquesas, puertos deportivos grandes y pequeños, pueblos animados y algunas islas cercanas a la costa. Especialmente para los propietarios de barcos un paraíso. Pero también los partidarios de otros deportes obtienen su dinero: campos de golf, centros de tenis y estaciones de buceo se pueden encontrar aquí. Y los excelentes restaurantes con cocina mediterránea e internacional lo invitan a un banquete relajado. Particularmente populares son las ciudades portuarias de Puerto Andratx, Puerto Portals y El Toro. Nobles boutiques, cafés al aire libre y restaurantes gourmet se alinean aquí. Sin embargo, el inconfundible encanto de la isla se ha conservado: los pescadores se dedican a sus actividades habituales, los bares de tapas traen música y huelen a especialidades locales. Savoir Vivre se vive aquí sin preguntas diariamente.

Algunos lugares en el suroeste

El municipio y el pueblo de Andratx se encuentran en el oeste de Mallorca. Andratx en sí tiene 6.900 habitantes y es un pintoresco pueblo situado en un valle al pie de la Serra de Tramuntana. La ciudad con sus estrechas y angostas calles está dominada por la iglesia de Santa María del siglo XIII y el palacio Son Mas, que alberga la administración de la ciudad. A unos cuatro kilómetros al suroeste se encuentra con su encanto único el maravilloso puerto natural de Puerto Andratx con su pequeño puerto pesquero, su puerto deportivo, restaurantes y pequeños cafés a lo largo de la costa. El puerto de Andratx tiene su propio encanto con sus celebridades bohemias, sus visitantes y los pecadores hacen de él algo especial. Andratx se encuentra a unos 25 kilómetros al oeste de Palma y está muy bien conectado.

Cala Vinyes está a solo 15 kilómetros de la capital de la isla. El lugar ofrece rodeado de pinares tranquilidad y su idílica ubicación. La bahía de Cala Vinyes ofrece paz y serenidad para aquellos que prefieren pequeñas bahías a las grandes playas abarrotadas. Cala Vinyes está cerca de los campos de golf Poniente y Santa Ponsa, así como del puerto deportivo Port Adriano y Puerto Portals con su aspecto refinado y elegante, constituye una divertida visita, a tan solo 15 minutos en coche. Los buenos enlaces permiten una exploración rápida de la isla.

La ciudad de Calvià se encuentra en el centro del municipio al suroeste de Mallorca. La ciudad se encuentra al pie de la Sierra de Tramuntana. El pintoresco pueblo con su reducido número de locales y tiendas mantiene su carácter rural. Todos los lunes hay un mercado con una amplia selección de productos de la zona. El municipio de Calvia se beneficia principalmente del turismo sus ciudades costeras son entre otras Santa Ponsa, Costa d’en Blanes, Illetas, Magalluf y Paguera. El municipio de Calvia es una de las comunidades más ricas de España en la actualidad. Ni su proximidad a Palma de Mallorca, que está a solo 13 kilómetros, ni ser uno de los municipios más prósperos de Mallorca han afectado al encanto del pueblo.

Camp de Mar pertenece al municipio de Andratx en la costa suroeste de Mallorca. Este sofisticado complejo se ha convertido en un lugar popular entre la gente de alto poder adquisitivo y los famosos, que acuden durante los meses de verano. La atractiva playa de arena se encuentra entre dos lenguas de roca y, por lo tanto, está óptimamente protegida de las olas. Tiene un campo de golf de 18 hoyos, boutiques y buenos restaurantes. La ciudad más cercana es Paguera, a tres kilómetros de distancia. Andratx y Puerto Andratx están a menos de 10 minutos en coche. La capital, Palma, se encuentra a unos 20 kilómetros y es de fácil acceso.

Paguera pertenece al municipio de Calvia y se encuentra en la costa suroeste de Mallorca. La ciudad ofrece tres bahías, la Playa Palmira, Playa de Tora y la Playa de la Romana. La región está rodeada por un paisaje montañoso con frondosos bosques de pinos. En Paguera hay numerosas oportunidades de entretenimiento y de compras en el paseo peatonal que está paralelo al paseo marítimo. La capital de la isla, Palma, está a unos 25 kilómetros de distancia.

El Puerto de Andratx pertenece al municipio de Andratx, en el suroeste de la isla. El espectacular puerto natural se encuentra en una bahía protegida que se extiende aproximadamente un kilómetro hacia el interior y divide a Puerto Andratx en dos partes. Un lado del puerto ofrece cafeterías, restaurantes y tiendas, y en el otro lado hay un club de vela, restaurantes, cafeterías, villas y una zona residencial muy solicitada. El puerto deportivo Club de Vela, con sus aproximadamente 500 amarres, es uno de los mejor equipados de las Islas Baleares. Además, hay un mercado de pescado en el muelle, donde se venden las capturas frescas diarias de los pescadores. El Puerto de Andratx linda con la sierra de Tramuntana, que se extiende a lo largo de toda la costa oeste y está a unos 25 kilómetros de la capital Palma.

Santa Ponsa se agrupa alrededor de una larga bahía rodeada de roca. Con sus calles bulliciosas llenas de vida con sus restaurantes, cafés y tiendas de souvenirs que le invitan a pasear. A solo unos minutos del centro de la ciudad se encuentra el pintoresco puerto deportivo de Santa Ponsa. Un punto destacado es la nueva y muy exclusiva marina de Port Adriano del arquitecto francés Philippe Starck. A lo largo de la costa de Santa Ponsa se extienden grandes y lujosas mansiones. Las villas y los complejos residenciales exclusivos, sus paisajes de piscinas exóticas ofrecen unas vistas fantásticas al mar. Aquí podrá disfrutar de la alegría de vivir mediterránea, conocer a celebridades, jugar en uno de los tres excelentes campos de golf, así como disfrutar de una oferta complementaria muy disfrutar de la lujosa oferta del Country Club con su programa de spa. Debido a su ubicación tiene una muy buena infraestructura que le permite llegar rápidamente a la vibrante ciudad de Palma o a la Serra de Tramuntana. Santa Ponsa se encuentra a unos 18 kilómetros al suroeste de Palma.

Sol de Mallorca se encuentra entre Portals Nous y Santa Ponsa y fue la ubicación del Casino de Palma de Mallorca. Es una de las zonas más exclusivas y lujosas del municipio de Calvià e importante refugio del turismo residencial que visita el municipio. Cala de Portals Vells y la hermosa bahía de los tres dedos con sus aguas cristalinas y playas de arena. Es un lugar muy tranquilo esta algo elevado y se tienen esplendidas vistas panorámicas al mar y todo el entorno. Para los niños esta región es ideal, no está lejos de la conocida “Marineland” y del “Aquapark”, también hay posibilidades de montar a caballo a solo 2 km de distancia. Debido a su proximidad con Palma y los famosos centros turísticos, Santa Ponsa y Portals Nous goza de una popularidad que va en aumento.

Sant Elmo es un pequeño pueblo pesquero en el extremo occidental de Mallorca y pertenece al municipio de Andratx. El lugar en sí tiene solo 500 habitantes. Tiene una atmósfera muy especial con su mezcla de lo tradicional y lo moderno. En los bares y restaurantes de la pequeña zona peatonal se disfruta de la tranquilidad. Sant Elmo tiene una pequeña y hermosa playa de arena. La reserva natural de la isla Dragonera, que llama inmediatamente la atención, se eleva desde el mar como un dragón dormido.

La capital Palma

Pulsante y emocionante

La capital de la isla, Palma, no es solo el centro económico, político y cultural de las Islas Baleares. Con uno de los cascos antiguos más bellos y mejor conservados del Mediterráneo y la exclusiva carretera del puerto, el Paseo Marítimo, es también una ciudad muy habitable. Grandes bulevares, innumerables tiendas y boutiques, restaurantes y cafés en las aceras son el telón de fondo de un bullicio hilarante y colorido. Al visitar los mercados y los viejos cafés del Casco Antiguo, es como si el tiempo se detuviera. Las Hollywood Mallorcas, como también se conoce el distrito de Son Vida, al norte de Palma, tiene dos hoteles de 5 estrellas, varios campos de golf y spas. Aquí también están algunas de las propiedades más exclusivas de la isla. No muy lejos de la capital se encuentran las populares ciudades costeras de Portixol, Cala Mayor, San Agustín y Cás Català con sus pequeños restaurantes, playas y marinas. Quien compra una propiedad en Palma y sus alrededores, disfruta del estilo de una hermosa y vibrante metrópolis mediterránea, y generalmente también de una maravillosa vista del casco antiguo o la gran bahía.

Algunos lugares de la zona de Palma

Génova esta situado a las afuera de la capital Palma y se encuentra al oeste de la metrópoli. Está situada en las cimas de las montañas que miran hacia el mar y está envuelta en pinares. Sus calles son estrechas y serpenteantes y las construcciones son de piedra tradicional. Esta pequeña ciudad es conocida por sus cuevas subterráneas y numerosos restaurantes que sirven cocina mallorquina. La capital, Palma, es de fácil acceso. Este lugar ofrece la ventaja de una vida de pueblo tranquila y contemplativa. La posición elevada del pueblo ofrece una vista fantástica de Palma, el mar y las montañas.

La zona residencial, sin duda, más exclusiva de Mallorca es Son Vida y está a solo diez minutos de la capital, Palma. Su ubicación, en la ladera ofrece un ambiente fabuloso con increíbles vistas de la bahía de Palma. Sus campos de golf, hoteles de renombre y casas de arquitecto con renombre hacen que sea el destino preferido de los jugadores de golf de elevado poder adquisitivo y para los propietarios de viviendas más exigentes, así como celebridades.

Puntiró es una urbanización relativamente nueva que, por su cercanía a Palma unos 16 kilómetros, está creciendo en los últimos años. Su situación ligeramente elevada y nos ofrece unas espectaculares vistas a la Bahía. Su cercanía al campo de golf “Golf Park Mallorca Puntiro” lo hacen especialmente atractivo para los amantes de este deporte.

La Sierra de Tramuntana

Encantadora y original

El oeste de las montañas de Es Tramuntana se caracteriza por su carácter mallorquín. Aquí están los lugares románticos de Esporles y Puigpunyent. Fornalutx y los pueblos únicos y pintorescos de Mallorca, Sóller, Deià y Valldemossa. Esta región es un paraíso para los amantes de la paz y la naturaleza o para aquellos que buscan la originalidad. La mezcla de la arquitectura típica con el equipamiento moderno está cariñosamente conectada. La mayor parte de la exclusiva costa oeste está bajo conservación.

Algunos lugares de la sierra

Una razón para alejarse de la costa son los pintorescos pueblos del interior. Fornalutx es considerado el pueblo más bonito de la isla y está situado en el corazón de la Sierra de Tramuntana, incrustado en rocas salvajes y plantaciones de naranjos brillantes. Puede esperar callejuelas encantadas, pequeñas escaleras de piedra, casas típicas mallorquinas con azulejos de colores y (según la temporada) un colorido esplendor de flores. La plaza principal es la Plaza España con la iglesia parroquial Navidad de Nostra Senyora del siglo XVI. No se puede conseguir más idilio de pueblo mediterráneo.

El auténtico pueblo de Sóller se encuentra en el corazón del ‘Valle de los Naranjos’, también conocido como el ‘Valle del Oro’, y tiene mucho que ofrecer a sus visitantes y residentes. Aquí está todo lo que necesita saber sobre este lugar modernista. Sóller se enriqueció en el noroeste de Mallorca a través de los abundantes naranjos y limoneros del valle. En el siglo XIX, cuando la zona estaba separada del resto de la isla de Mallorca por montañas, las naranjas se enviaban a Francia desde el cercano Puerto de Sóller. Muchos lugareños se fueron a Francia a trabajar y, a su regreso, utilizaron la fortuna para construir casas señoriales y modernistas que todavía adornan la ciudad hoy.

Valldemossa se encuentra en el noroeste de Mallorca, en plena comarca de la Serra de Tramuntana. El tranquilo lugar a más de 400 metros sobre el nivel del mar fue especialmente valorado por los antiguos gobernantes, los reyes de las Islas Baleares, debido a su tolerable clima estival. El rey Jaume II incluso mandó construir un palacio en Valldemossa, que su sucesor Sancho I luego amplió para crear aquí un lugar de retiro y “balneario” porque padecía asma. Porque se dice que el clima de Valldemossa también es propicio y beneficioso para dolencias de este tipo. Probablemente el visitante más famoso del lugar sea el compositor Frédéric Chopin, que pasó aquí el invierno de 1838/39 junto con el autor francés George Sand. Sand escribió sus recuerdos de este episodio más tarde en su novela “Un invierno en Mallorca”, que también representa de manera impresionante la naturaleza de la zona de Valldemossa y sus alrededores. Los enamorados pasaron el invierno en una antigua cartuja de 1399, la Cartuja de Valldemossa. La romántica estancia de los dos artistas llegó a un abrupto final después de poco menos de tres meses debido al renovado agravamiento de la enfermedad tuberculosa que padecía Chopin. El pueblo recibe más de 100.000 visitantes al año, la mayoría de los cuales se cree que se debe a la estancia de la famosa pareja. La Cartuja se puede visitar hoy después de que fue reconstruida y preparada para los visitantes. Además de los objetos cotidianos “típicos” mallorquines, también se exhiben legados del compositor polaco. También vale la pena visitar la antigua farmacia del monasterio y el jardín del monasterio.

El Este

Local y moderno

Esta parte de la isla pertenece a la región de Llevant, la palabra mallorquina para el amanecer. Largas playas de arena, encantadoras plantaciones de almendros y pintorescas fincas caracterizan la imagen, así como animadas ciudades costeras y campos de golf. Los amantes de la naturaleza y la tranquilidad, así como las personas activas obtienen el valor de su dinero. Aquí, la antigua Mallorca se encuentra con la cultura moderna de la isla: edificios de siglos de antigüedad y olivos se funden con modernos cafés, largos paseos marítimos y elegantes clubes de playa. También debido a los modernos enlaces de transporte a la capital, Palma, que está a solo 40 minutos de distancia, los objetos inmobiliarios en la región son muy buscados, y el mercado inmobiliario en esta región se considera extremadamente estable en valor.

Algunos lugares al este de la isla

Cala Llombards se encuentra en la pintoresca costa sureste de Mallorca y pertenece al municipio de Santanyi. El pequeño pueblo tiene una pequeña bahía con una de las playas más hermosas de la isla. Las playas de Mondragó y Cala Figuera también están cerca. La ciudad de Santanyi está a solo cuatro kilómetros de Cala Llombards. Hay tiendas y cafés y restaurantes románticos.

El municipio de Manacor tiene aproximadamente 40.000 habitantes y forma el centro agrícola de la parte oriental de la isla. La ciudad de Manacor es la segunda ciudad más grande de Mallorca después de su capital Palma. La ciudad se caracteriza no solamente por la artesanía, sino que la llama también “la ciudad de los muebles” ya que muchas tiendas de muebles se han asentado aquí. La atracción más famosa de Manacor es la fábrica de perlas Majorica. En la mundialmente conocida fábrica de perlas, las perlas se producen artesanalmente según un procedimiento determinado, que originalmente existía exclusivamente en Mallorca. Atracciones para los turistas son los mercados, donde además de frutas y verduras frescas, otras cosas que son típicas de la zona para comprar.

Porreres sigue siendo el centro del cultivo de albaricoque en Mallorca. Los frutos se reducen a la mitad y se secan. Los albaricoques secos también llamados “orejones”, también se envuelve en chocolate y se venden como chocolates. Incluso con el vino, Porreres confía en la calidad. Fue el enólogo Jaume Mesquida, quien plantó variedades de uvas nobles francesas en la isla por primera vez en la década de 1970. Hoy, la bodega es conocida más allá de las fronteras de Porreres.

Portocolom es una ciudad portuaria en la costa este de Mallorca. El pueblo en sí tiene alrededor de 4.600 habitantes y pertenece al municipio de Felanitx. El romántico puerto pesquero está en una bahía de forma irregular y el pueblo conserva uno de los núcleos más antiguos y mejor conservados de Mallorca. El pequeño pueblo de pescadores transmite paz y comodidad. La ciudad de Portocolom afirma recibe su nombre por Cristóbal Colom del que se dice que nació aquí.

Porto Cristo se encuentra en la costa este de la isla y es una ciudad portuaria que crece de forma natural. Porto Cristo también es conocido como el puerto de Manacor. El pequeño pueblo de pescadores se encuentra a 63 kilómetros al este de Palma y a 13 kilómetros de Manacor. La región también es conocida por sus numerosas cuevas.

El Norte

Playa caracterizada y natural

La contrastante costa norte de Mallorca consiste en una alternancia de escarpados acantilados y kilómetros de playas de arena. Con el Cap Formentor azotado por el viento, hay un extraño paisaje natural en esta región, que es uno de los principales atractivos de la isla balear.

En la costa norte de Mallorca tienes la oportunidad de admirar el tremendo poder creativo de la naturaleza. El tramo costero se caracteriza por la sierra de la Serra de Tramuntana, que fue incluida en la lista de la UNESCO de patrimonio natural mundial debido a sus dramáticos desfiladeros, diversa vegetación y biodiversidad. Uno de los lugares más famosos de Mallorca es Cap Formentor en el punto más al norte de la isla Balear. Los escarpados acantilados se sumergen casi verticalmente en el mar y en el faro se tiene una vista abrumadora de la brillante superficie del mar Mediterráneo.

La alargada bahía de Alcúdia es uno de los puntos turísticos de la isla balear. La playa de arena clara se extiende por kilómetros a lo largo de la costa. La playa se inclina suavemente hacia el mar y es ideal como lugar para quedarse en familia. Los navegantes y surfistas pueden esperar condiciones de viento de primera clase.

Algunos lugares en el norte

Port d’Alcúdia es un animado balneario en la bahía del mismo nombre, cuya playa de arena de un kilómetro de largo es muy frecuentada en los meses de verano. El casco antiguo de Alcudia está rodeado por una poderosa muralla medieval y combina elementos arquitectónicos romanos, moriscos y catalanes.

Can Picafort también se encuentra en la bahía de Alcúdia y es popular entre los turistas y las familias por igual. En el paseo marítimo y en las calles adyacentes se pueden encontrar numerosas tiendas, bares, restaurantes y discotecas.

El complejo de Port de Pollença, que tiene uno de los puertos deportivos más grandes de Mallorca, se encuentra directamente sobre el mar. En el muelle del puerto, disfrute de un capuchino en un café y observe el ajetreo y el bullicio de los imponentes yates de vela y motor.

El Sur

Playas de ensueño y sal

El sur de Mallorca se extiende desde la ciudad comercial de Santanyi hasta la bahía de Palma de Mallorca. El sur está relativamente escasamente poblado y hay pocos complejos turísticos. La costa es mayoritariamente rocosa e inaccesible. Pero aquí se puede caminar maravillosamente, con una hermosa vista del mar. Detrás de Sa Ràpita hay maravillosas y largas playas de arena. Aquí también se encuentra una de las playas más hermosas de Mallorca, Platja es Trenc. El paisaje alrededor de Es Trenc está protegido por la naturaleza y no se puede construir. Esta playa se encuentra entre la Colonia de Sant Jordi y Ses Covetes. También hay hermosas playas de arena al sur de la Colonia de Sant Jordi, como Platja Es Carbó. A algunos de ellos solo se puede llegar dando largos paseos por la playa y no son tan populares.

En el interior, la sal se extrae en grandes cuencas colectoras. Entre la Colonia de Sant Jordi y Campos se puede encontrar un número especialmente elevado de molinos de viento.

Algunos lugares en la parte sur

La localidad de Campos, de aspecto rural, se encuentra a 10 kilómetros de la costa sur de Mallorca. También es la sede administrativa del municipio del mismo nombre en la región sur de Migjorn. Campos tiene un centro de ciudad medieval lleno de mansiones señoriales y algunos edificios históricos encantadores. Fuera del centro se pueden admirar algunos aerogeneradores cuidadosamente restaurados. La mayoría de ellos todavía se utilizan hoy en día y se utilizan para regar los campos. La agricultura, especialmente la ganadería, todavía juega un papel económico muy importante en los alrededores de Campos.

Santanyi es un pequeño pueblo del sureste de Mallorca que ha conservado su encanto original mallorquín hasta el día de hoy. Las playas del Mediterráneo están a cuatro kilómetros del centro de la ciudad. A primera vista, Santanyi parece una sola pieza. El paisaje urbano se caracteriza por edificios medievales y modernos hechos de arenisca de Mares de color amarillo dorado. La piedra arenisca se extrae exclusivamente en canteras de los alrededores de Santanyi y le da a la ciudad un rostro inconfundible. Los contrastes atmosféricos surgen cuando las hojas de palmera verde se balancean suavemente con el viento en la Plaça Major frente a las fachadas de las casas de color arenisca y el cielo azul celeste.

Sa Rapita sirvió una vez como baluarte contra los ataques piratas. A día de hoy, la atalaya de Son Duri se encuentra en el puerto del Club Náutico de Sa Rapita. Desde los siglos XVI al XIX formó parte de toda una serie que encendió incendios de advertencia a lo largo de la costa para enviar un mensaje hasta la ciudad de Palma de que debía estar en guardia contra los piratas invasores. En el siglo XX se empieza a urbanizar el entorno de Sa Rapita y se ponen a disposición de los trabajadores agrícolas segundas viviendas. Hoy, Sa Rapita, con la extraordinaria belleza de su costa, atrae a bastantes turistas individuales y lugareños “iniciados”.

El Centro de la isla

Original y extenso

De Algaida a Sineu a Binissalem: En el centro de la isla, reina la otra Mallorca, como llaman los individualistas a las regiones originarias más allá de los reductos turísticos. Viñedos, molinos de viento, campos, pueblos idílicos, delicias caseras, artesanías tradicionales y mucho más tiene el centro de Mallorca para ofrecer.

Aquí puede recorrer prados floridos, darse un festín en albergues rústicos y degustar excelente comida en grandes bodegas, relajarse en plazas pintorescas, hacer peregrinaciones a los monasterios locales y experimentar el ajetreo y el bullicio de la “verdadera” Mallorca.

Algunos lugares del interior de la isla

Binissalem está considerado como la capital del vino de Mallorca, ya que la viticultura mallorquina tiene una tradición centenaria en esta zona. El vino Binissalem es la única variedad de uva de Mallorca que lleva la etiqueta de Denominación de Origen. Binissalem fue construido durante los moriscos en el siglo X, lo que aún hoy se puede ver en los pintorescos edificios del municipio. Las antiguas bodegas, construidas con piedra regional de Binissalem, todavía se pueden visitar hoy.

La ciudad al norte de Palma tiene alrededor de 30.000 habitantes y es mejor conocida como el centro de la artesanía tradicional del calzado y el cuero de la región. Inca se considera la sede de los gremios de zapateros más antiguos, cuya fundación se remonta al siglo XIII. Muchas marcas de zapatos famosas se fabrican aquí hoy. Por lo tanto, siempre se puede encontrar en el mercado semanal una amplia selección de artículos de cuero, como bolsos, zapatos, cinturones o guantes.

Santa María no es un destino turístico clásico, pero todavía hay algunos lugares de interés, incluida la iglesia parroquial barroca de Santa María. El enorme edificio de la iglesia data de alrededor de 1216 y está rodeado por un jardín de rocas. El interior es del famoso Francisco Herrera y contiene un altar mayor con un retrato de la Virgen.

Santa María no solo es conocida por el mercado dominical, sino también por los viñedos de la zona. Los vinos mallorquines se cultivan junto con las localidades vecinas de Binissalem, Alaró y Santa Eugenia desde finales del siglo XIX, y en 1991 fueron la primera zona vitivinícola en obtener la denominación de DO de ‘Denominación de Origen’.

Desde hace más de 700 años, todos los miércoles a partir de las ocho de la mañana en la “Placa Espanya” de Sineu ya no se puede entender la propia palabra, debido a todas las carcajadas, arrullos, cuervos, croar y chirriar. Si quieres escuchar balidos, mugidos y relinchos, debes venir temprano. Porque el comercio de caballos, burros y vacas se acaba rápidamente. Luego los granjeros comen sus “sopes mallorquines” en los restaurantes de las bodegas, y cientos de aves de corral se apoderan del único regimiento. Acústicamente, los vendedores no son de ninguna manera inferiores a sus productos cacareantes. Una verdadera experiencia, ¡una y otra vez!

Comparar listados

Comparar

Suscríbase ahora a
nuestro boletín de novedades!

Manténgase al día de
nuestros proyectos actuales
con nuestro boletín.

Puede darse de baja
en cualquier momento.

Se ha suscrito al boletín con éxito.

Hubo un error al intentar enviar su solicitud. Inténtalo de nuevo.

Por la presente me registro para recibir el boletín del Grupo Dressler & Partner. Sé que puedo darme de baja para no recibir el boletín en cualquier momento (más información en nuestra declaración de protección de datos).